2014, ¿el año de El Internet de las cosas?

  • 6 febrero, 2014
internet de las cosas

Desde hace algún tiempo venimos escuchando el término El Internet de las cosas, un concepto que hace referencia a un conjunto de objetos cotidianos conectados a Internet. La expresión El Internet de las cosas en realidad no es nueva -ya fue acuñada en 1999 por Kevin Ashton, uno de los grandes pioneros en el campo de la tecnología- sin embargo desde hace un tiempo ha comenzado a popularizarse, en parte, gracias al crecimiento de los dispositivos móviles.

Lo que hace unos años podía parecer ciencia ficción es ya hoy una realidad. Aparatos como el termostato Nest, adquirido por Google, que se puede controlar desde un dispositivo móvil y que es capaz de aprender del comportamiento del usuario y saber si la casa está ocupada o no por medio de sensores; electrodomésticos inteligentes, como los de LG, o bombillas, que se encienden y apagan desde un smartphone, conviven ya entre nosotros.

La empresa de investigación Gartner calcula que en 2020 habrá 30.000 millones de aparatos conectados. En este contexto, surgen nuevas oportunidades para las empresas y las marcas, que ahora pueden llegar al usuario de una manera más directa y sencilla y conocer mejor sus gustos y necesidades.

El Internet de las cosas unido al Big Data (almacenamiento de datos en Internet con el objetivo de optimizar procesos) será, en palabras de Juan Merodio, “el futuro para las empresas, ya que tendrán una herramienta de análisis del consumidor”. Y ¿no es eso lo que buscan las marcas?

Según afirma la empresa IBM, en el año 2015 la primera fuente de información para el Big Data será El Internet de las Cosas, superado incluso por las redes sociales. El Internet de las cosas abre, sin duda, un mundo de posibilidades repleto de innovaciones tecnológicas que nos harán la vida más sencilla.

Ahora bien, en línea con el pensamiento de Albert Einstein (“temo el día en el que la tecnología sobrepase a la humanidad”), ya han surgido algunas voces críticas que advierten de los riesgos que entraña esta tecnología, como la falta de privacidad -los dispositivos a los que estamos conectados siempre sabrán donde estamos y lo que estamos haciendo-. De cualquier manera, haciendo un uso adecuado, estamos hablando de una auténtica revolución tecnológica que cambiará el mundo y la forma de relacionarnos. Y esto sólo acaba de empezar.

¿Será El Internet de las cosas el futuro? Os dejamos un vídeo que explica la evolución de El Internet de las cosas y cómo esta tecnología transformará nuestras vidas.

 

 

 

Compartir este post... Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrBuffer this page

Responder

Tu dirección de email no se publicará.