Concursos en redes sociales

  • 16 diciembre, 2015
Concursos en redes sociales

Los concursos en redes sociales, así como los sorteos y premios, son una gran oportunidad para dinamizar nuestras comunidades, crear expectación y crecer. En líneas generales es una estrategia de éxito, si se consigue controlar adecuadamente el fenómeno de los caza-premios.

En Media Esfera Comunicación estamos muy a favor de estas acciones, siempre que se planteen inteligentemente y formen parte de una estrategia de comunicación general.

No es de extrañar que asistamos a la proliferación de todo tipo de entrega de regalos a los seguidores de una cuenta, ya sea por asignación directa o por competición. Es más, en estas fechas navideñas -tan dadas a regalar- este tipo de acciones proliferan más que nunca.

Sin embargo, gestionar cualquier concurso, premio sorteo implica sentarnos previamente a determinar muy bien qué buscamos y cómo vamos a conseguirlo.

En primer lugar debemos tener un regalo de verdad. Los asiduos a las redes sociales tienen cada día más claro que no se molestan en participar en los concursos donde el regalo no les merezca la pena y podemos encontrarnos con la sorpresa de que nadie se interese por el reto que le lanzamos, lo cual no sólo sería decepcionante, sino que trasladaría una mala imagen general de la marca dando a entender que no es suficientemente atractiva.

Hay que plantearse bien la estrategia de los sorteos o concursos en redes sociales. Es preciso tener claro las diferencias entre una y otra opción pues, aunque suenen similares, no lo son.

En general, se suele optar por la fórmula concurso, pues es más fácil poner en marcha al tener menos requisitos para su organización, ya que un sorteo tiene que contar con una bases legales.

Los concursos en redes sociales más populares son los de ‘likes’, ‘compartir’ y ‘RT’, tanto en Facebook, como en Twitter o Instagram. Estas son las 3 redes donde, a priori, suelen organizarse estas acciones con más asiduidad, entre otros aspectos, porque son las redes más comunes y con mayor dinamismo y suele ser precisamente en las que se busca incrementar la comunidad y ganar visibilidad.

El objetivo general de un concurso es ganar seguidores y viralizar contenido, así pues al acabarlo debemos comprobar si realmente hemos alcanzado nuestro fin.

Antes de plantear una acción como éstas debemos pensar si queremos algo sencillo y rápido o preferimos crear vínculos con nuestra comunidad. Cuando se solicita a nuestros seguidores que sean creativos, que realicen un esfuerzo que va más allá del mero ‘RT’ o ‘me gusta’ nos estamos cerciorando de que nuestra comunidad está implicada y ganamos seguidores que realmente nos prestan atención.

Asimismo, evitamos un problema que se viene advirtiendo en este tipo de acciones desde hace años, que siempre participen y ganen los denominados caza-premios

Los tiempos. Es necesario dar tiempo a un concurso. Una semana es un plazo mínimo interesante para lograr que la acción cobre relevancia y difusión. Si acortamos en exceso los plazos, no lograremos el fin último perseguido, que no es otro que es obtener notoriedad.

Las herramientas. A la hora de gestionar un sorteo o concurso existen diversas herramientas que nos facilitan su realización y que resultan francamente aconsejables, según nuestra experiencia, ya que mecanizan el trabajo y lo hacen más aséptico e imparcial.

Caza-premios en general. Evitar un reparto injusto de regalos en los concursos en redes sociales se ha convertido en una tarea más a planificar. Es por ello que resulta conveniente establecer unas normas mínimas destinadas a evitar estas situaciones.

Por ejemplo, determinar que no podrá ser ganador quien haya obtenido recientemente un premio, solicitar algún tipo de acción o creatividad (como subir una imagen, pedir comentarios de terceras personas…), no insistir demasiado en la fecha de fin de concurso y, si incluimos la figura de un jurado, también se lo ponemos más difícil a los caza-premios.

Normalmente detectar este tipo de usuarios suele ser relativamente sencillo, a no ser que se esfuercen bien en cubrir su rastro. En la mayoría de ocasiones las cuentas asociadas a quien busca por encima de todo una recompensa suelen tener pocos seguidores y poca actividad, están incompletas e incluso un nick poco trabajado puede ponernos directamente sobre aviso de que son cuentas asociadas a un mismo usuario, cuyo fin es conseguir obsequios, sin aportar mucho más a nuestra comunidad.

Compartir este post... Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrBuffer this page

Responder

Tu dirección de email no se publicará.