Twitter y la mala ortografía

  • 27 mayo, 2015
Nueva foto hashtag

La mala ortografía ya no es una excusa en Twitter. Sobre todo la sutil ortografía de las tildes. En ocasiones, los aspectos prácticos nos hacen olvidarlas, pero lo cierto es que la corrección es la corrección, ya sea en 140 caracteres o en un post de 900.

Lo cierto es que antes del año 2010 Twitter no admitía lo que se denominan caracteres especiales. Los caracteres especiales son letras como la ñ o la ç y signos como al diéresis o las tildes.

Esto implica que la red más popular de microblogging, nacida en 2006 en Estados Unidos, tardó alrededor de cuatro años en adaptarse a las especificidades y a los caracteres especiales de un idioma como el castellano. Y lo cierto es que aún no lo ha hecho del todo, porque todavía no permite el uso de esos caracteres especiales p.e. en el nombre de usuario.

Pese a todo, el éxito y las necesidades de penetrar en nuevos países para captar más público han provocado que la archiconocida red social introduzca modificaciones que la hagan más ‘amigable’ a la ortografía de países de habla no inglesa.

Hasta la fecha, las instituciones vigías de nuestro idioma, como la Real Academia Española de la Lengua o la Fundéu BBVA dedican al español en Internet una atención limitada, esclareciendo consultas y sentando las bases generales del buen uso del español en redes sociales poco a poco, siempre bajo el paraguas de la norma general (las de toda la vida) que rigen el uso global del idioma.

Cabe señalar que términos como ‘tableta’, ‘hacker’, ‘wifi’, ‘tuit’, ‘tuitear’ o ‘bloguero’ no fueron oficialmente reconocidos por el diccionario de la Real Academia Española hasta el último trimestre del pasado año 2014, cuando se editó su 23ª edición .

Igualmente el primer manual de un organismo oficial (La Fundación del Español Urgente) para Escribir en Internet no llegó hasta el año 2012.

Y ahora toca pensar. ¿No eran más fáciles las cosas cuando Twitter no te permitía introducir una ñ, una ç o una tilde en sus 140 caracteres?

La incorrección ortográfica por aquellos días no era tal, era fruto de la necesidad. Y fue por aquel entonces cuando el ‘todo vale’, en cierto modo, valía.

Ahora las cosas se han puesto más difíciles. Una vez que es técnicamente posible ser ortográficamente correctos ¿quién lo es?

El objetivo de este post no es excusar ni disculpar errores. Pero sí queremos evidenciar las contradicciones del trabajo del día a día y destacar alguna que otra dificultad arrastrada por el entorno virtual.

Lo cierto es que la Fundéu BBVA y la Real Academia Española lo tienen bien claro.

Hemos realizado una consulta esta misma semana a ambas instituciones y ésta ha sido su respuesta:

  • Si las etiquetas de Twitter están escritas en español, las palabras deben respetar su forma correcta en nuestra lengua en todos los sentidos, también su escritura con tilde si la llevase, dado que el sistema lo permite desde el punto de vista técnico. (Departamento de ‘Español al día’ Real Academia Española)
  • Fundación FundéuBBVA/Fundación del Español Urgente. En respuesta a su consulta Tildes y Hashtag. No parece que haya razón para omitirla si el sistema lo permite (y hoy lo normal es que admitan caracteres no ingleses o medio mundo no podía usar las redes).

Pero un hashtag con tilde es un dolor de cabeza para las métricas en redes sociales. ¿O no?

Las herramientas de medición, muchas de ellas procedentes de países anglosajones, no valoran este tipo de excepciones. O nos obligan a realizar mediciones dobles de una misma etiqueta.

No abogamos por la incorrección ortográfica aquí. Pero si buscas un hashtag que debe ir tildado en Twitter descrubres que, por pura usabilidad (mal sinónimo de comodidad) la gran mayoría de tuiteros habrá decidido escribirlo sin tilde. Es más rápido, más predictivo y más medible.

Prueba sin ir más lejos el hashtag #Málaga.

Lo cierto es que si medimos el impacto de un hashtag sin su tilde tendremos un resultado muy próximo a la realidad. La tilde vendrá luego. Y eso se debe a que la gran mayoría de la gente sigue sin usarla en las etiquetas.

Por supuesto, este hecho no es excusa para que se abra la veda y los acentos ortográficos queden abolidos en los 140 caracteres de un tuit. Que siempre los ha habido muy listos y con muy mala ortografía.

 

Compartir este post... Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrBuffer this page

Responder

Tu dirección de email no se publicará.