Webs lowcost: #LoBaratoSaleCaro.com

  • 9 abril, 2015
webs lowcost

Hay una campaña en redes sociales contra el trabajo a precio de saldo y las webs lowcost de profesionales como diseñadores, creativos, comunicadores, fotógrafos, webmasters, communities… por poner algunos ejemplos, que lleva tiempo rodando y con la que probablemente te habrás topado. Tras encontrarla una y otra vez en redes, hemos hecho un parón para reflexionar y profundizar en su esencia, que no es otra que la esencia de lo que nosotros, como agencia especializada, hacemos día a día en entornos online y webs.No es la primera vez que tratamos este tema, hace ya algún tiempo nuestra DirCom, Sonia Chacón, hablaba en un post de los ‘Vendedores de Humo y Gurús‘. Sin embargo, no deja de estar de actualidad porque parece que va a más.

¿Será la crisis? Quizás, pero ¿quién no ha visto un cartel así? Webs lowcost, webs baratas. Encontrar este cartel  en tu barrio sorprende, primero, e indigna, después. Prueba a colgarlo en tu muro de Facebook y descubrirás, como nos ha ocurrido a nosotros, que no eres el único que reacciona.

Habrá quien, como Juan Manuel Pancorbo o Alejandro Díaz, opine igual que tú y quienes lo ven desde otro punto de vista, como Ínigo Fernández, Paco Mancera o Alberto Santaella. Todas las opiniones válidas, oportunas y se agradecen porque generan debate y el debate siempre es positivo… Gracias pues a todos por participara en él!

El hecho es que para ser bueno en ciertos trabajos se requiere una curiosa mezcla de horas de esfuerzo, experiencia y creatividad. Y cuando atacamos los precios, herimos de muerte la esencia misma del producto. Vendemos humo barato y, de camino, perjudicamos al resto porque nunca olvidemos que #LoBaratoSaleCaro.

Como bien nos recuerda Tristán Elósegui en su post, ‘Internet no está hecho para vagos‘: “Trabaja duro y la suerte te encontrará”. Sí, pero ¿cuántos profesionales de entornos online o web no se habrán quedado en el camino luchando al no poder vivir de su trabajo?

Con un trabajo pagamos las facturas, la ropa y el colegio de los niños. ¿Cuántas webs lowcost de 125 euros hay que hacer al mes para tener un sueldo de 1.000 euros?

Planteemos la cuestión desde otro punto de vista. Si le vendemos al cliente una web barata, estandarizada, en serie, sin que responda a ningún tipo de estrategia digital, como si del escaparate de una tienda se tratara, ese cliente acabará pensando: “Esto de Internet, la web y las redes sociales no funciona”.

Nosotros hemos cobrado, pero por el camino dejamos un cliente insatisfecho, con todo lo que ello implica. Ese cliente probablemente no vuelva a confiar en nadie para hacer el trabajo e, incluso, puede que pierda toda la confianza en el medio.

En un abrir y cerrar de ojos habremos desprestigiado, no sólo a los profesionales web, sino también al medio, al canal, a Internet.

La opinión es libre. ¿Cuál es la vuestra? ¡Traslademos el debate generado en Facebook aquí! Queremos tu opinión, porque creemos que el tema lo merece.

Compartir este post... Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrBuffer this page

Responder

Tu dirección de email no se publicará.