Si no comunicas, cómo pretendes vender

  • 13 mayo, 2015
marketing-687246_640

No comunicas, pero quieres vender… Paradoja. Un estudio realizado por la empresa Oak Power (entre 300 Pymes españolas con menos de 250 trabajadores) determina que los gabinetes de comunicación de las empresas son los que más han acusado la crisis en nuestro país.

El mismo estudio incide, además, en que el 45% de las pequeñas y medianas empresas no sólo carecen de un departamento de marketing y/o comunicación, sino que ni siquiera tienen este servicio externalizado.

Resulta llamativo que cuando una empresa recorta prestaciones y personal quien más sufra sea el departamento destinado a ‘distinguir’, ‘posicionar’ y ‘dar valor’ a su marca, producto y/o servicio.

Este hecho se debe a que las empresas no comprenden cuál es el papel estratégico de la comunicación. Esa ausencia de conocimiento juega en detrimento de la propia empresa que ve el desembolso como un gasto y no como lo que realmente es: una inversión a medio y largo plazo.

De poco sirve que invirtamos nuestro tiempo en desarrollar un producto que nadie conozca, es decir, que nadie adquiera. Atrás quedan los tiempos en los que un buen producto “se vendía solo”.

Según el estudio Retrato de las Pymes del pasado año, el 99,8% de la red empresarial de nuestro país son pequeñas y medianas empresas que no pueden igualar en presupuesto a las grandes corporaciones, pero tampoco pueden renunciar a la visibilidad y a los beneficios que la comunicación y el marketing les aporta.

Enumeremos esos beneficios:
– El marketing y la comunicación son las herramientas de trabajo básica de las empresas para dar a conocer sus productos/servicios en el mercado.
– Una aparición sostenida en medios genera confianza en el cliente.
– Una buena comunicación provoca sentimiento de implicación también en los empleados, mejorando el clima laboral y, por extensión, la productividad.
– La comunicación y el marketing nos otorgan reputación, credibilidad y nos distinguen de la competencia.

¿Deberían las empresas, sea cual sea su magnitud, renunciar a todo lo anteriormente enumerado? Bien es cierto que muchos de estos beneficios entran dentro de lo intangible, por tanto, sus resultados son de difícil medición matemática.

Pero lo que está claro es que el esfuerzo en comunicación ayuda a situar a la empresa, paso a paso, allá donde quiere estar. Y sin comunicación esos beneficios, o no se alcanzan, o son más difíciles de lograr.

Ahora demos un paso más allá.

Antes de Internet, la inversión en comunicación y marketing para llegar a nuestro público era importante. La fórmula era más o menos: Más publicidad, Más presencia, Más ventas. Todo ello previo pago, claro está.

Pero el mundo online ha democratizado la comunicación y ha sustituido los grandes presupuestos por buenas estrategias.

Conociendo bien nuestro sector, el público que nos interesa y el que ya poseemos y dándole al público que buscamos lo que realmente les interesa tendremos éxito en nuestra estrategia.

Además, las pymes cuentan con una ventaja de base que se adapta al entorno online a la perfección. Al ser entidades pequeñas son adaptables, más ágiles y proclives a la improvisación y a la adopción de estrategias diferentes, de ahí que el cambiante entorno de Internet no les resulte hostil, más bien todo lo contrario.

Como nos recuerda la Revista Dircom en el artículo ¿Invertir en comunicación es rentable? Hoy en día la comunicación es la herramienta más relevante del ‘management’ moderno, porque se encarga de gestionar precisamente los intangibles de la empresa, la clave para “generar ventajas competitivas y estrategias rentables”.

 

Compartir este post... Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrBuffer this page

Responder

Tu dirección de email no se publicará.